Corbo Minutes revela por qué se seleccionaron universidades extranjeras para el Instituto de Tecnología Limpia

Finalmente, Corbo dio a conocer el acta de la sesión del consejo del 4 de enero, donde la licitación para la creación de un Instituto de Tecnología Pura (IDL) fue adjudicada al consorcio AUI por nueve universidades extranjeras, entre ellas Yale, Oxford y Harvard. , Princeton y MIT; Además de instituciones nacionales como la Universidad de Atacama y la Universidad de Fomento.

La decisión generó un alboroto entre los principales rivales de AUI, la Corporación Alta Lay, que fusiona universidades chilenas como la Universidad Católica, la Universidad de Chile, la Universidad de Concepción y la Universidad de Santa María, y quedó en segundo lugar, con sus miembros recibiendo la mejor calificación en la primera fase.

EE. UU. Plantea la cuestión de la concesión de tecnología limpia a un consorcio extranjero, el senador Provost pide al presidente que revoque la decisión
Controversia sobre empresa de tecnología limpia: La federación ganadora dice que “el proceso es transparente” y Corbo dice en una licitación internacional que “todos deben estar listos para competir”
Premio Instituto de Tecnologías Limpias (ITL) genera malestar en la Federación de Universidades de Chile

En cuestión de minutos, Bulso tuvo acceso a una comisión de tasación interina asesorada por un consejo internacional, la AUI, que otorgó la mejor calificación frente al plan presentado por Alta Le Corporation, que quedó en segundo lugar, principalmente en términos de criterios de sostenibilidad a largo plazo y cofinanciamiento de la empresa, que durante mucho tiempo tenía diferentes componentes.

La sesión, celebrada el 4 de enero, estuvo presidida por el ministro de Agricultura, Antonio Walker; Desarrollo social, Carla Rubiller; El subsecretario de Hacienda, Alejandro Weber; El subsecretario de Turismo, José Luis Uriarde; La subsecretaria de Estado de Relaciones Exteriores, Carolina Valdivia; Y Vicepresidente (s) Ejecutivo (s) y Secretaria General de Corbo, Comentarios Filipe y María José Katika respectivamente.

En particular, se consideraron criterios y subcriterios como diagnóstico, plan de desarrollo estratégico, infraestructura y equipamiento, plan de trabajo, presupuesto, participantes, gobernanza, sostenibilidad a largo plazo y cofinanciamiento. Según Corbo, cada objeto fue puntuado por un grupo intermedio, con una puntuación de 1 a 5, con un peso específico. Así, FundaChile Chile, que tiene 4.5 en AUI 5, 4.1 en Alta Lay y el tercer actor más polémico, obtuvo 3.3.

Según Corbo, la AUI, a diferencia de la Alta Ley, consideró la construcción de seis nuevos laboratorios e instalaciones polivalentes, mientras que la Alta Ley no consideró la nueva capacidad. Estos laboratorios le permitirán probar los avances que se están realizando en ITL. En cambio, se propuso que las universidades chilenas usaran su propia infraestructura. Según Corbo, esto es contrario al plan original, que es agregar nueva infraestructura y está ubicado en la región de Antofagasta.

“En términos de sustentabilidad a largo plazo, la propuesta exitosa se enfoca en construir nuevas capacidades establecidas en la región de Antofagasta, construir seis nuevos laboratorios e instalaciones polivalentes para el desarrollo de tres áreas de la experiencia de la empresa y agregar valor a toda la región de Antofagasta y a Chile, por su parte, Alta. El plan no toma en cuenta las capacidades recién instaladas en la región de Antofagasta, ni el desarrollo de nuevos equipos propios, por el contrario, una vez completado el aporte de I + D, deja las tareas de la empresa que no están segregadas en la infraestructura propiedad de las empresas vinculadas a la federación, y no presenta las tareas de esa empresa ”, dijo Corbo.

Otro elemento que marcó la diferencia fue el cofinanciamiento de la empresa. Según Corbo, la condición de Alta Lay impuso una parte de su contribución total a la reinversión de ingresos futuros, lo que, en opinión de la organización liderada por Pablo Terrazas, generó incertidumbre sobre la capacidad de la empresa de tecnologías limpias para planificarse a sí misma para el futuro.

Dado que IDL es una organización sin fines de lucro, se supone que los rendimientos se reinvertirán. De hecho, la AUI no especificó la reinversión de los ingresos, sino que propuso una contribución de US $ 104 millones, además de solicitar financiamiento de I + D a SQM y solicitar regalías por la venta de litio, lo que ayudaría a la empresa a acumular un mínimo de US $ 193 millones establecido en la licitación.

Además de buscar el máximo aporte en I + D del SQM considerado en este proceso, Alta Lay consideró el aporte útil de US $ 37,5 millones mencionado anteriormente.

“La Comisión de Evaluación ha demostrado que la propuesta liderada por AUI es un modelo comercial viable y que maneja adecuadamente las características de transferencia de tecnología; Además de la limitada estrategia de escalado y comercialización, presenta claros ejemplos que confirman el fortalecimiento de iniciativas de base tecnológica ”, dijo Corbo.

READ  La oferta de PlayStation Plus se ha ampliado en noviembre antes del lanzamiento de PlayStation 5.

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta

      TrasElBalon